Patentes en España

Patentes y Modelos de Utilidad en España

Protección de Patentes y Modelos de Utilidad en España

Protección de patentes en EspañaProtección de patentes en España. La patente española concede a su titular el derecho de impedir que terceros exploten una invención, mediante la fabricación, uso, oferta, venta o importación de la invención con fines comerciales sin el consentimiento de su titular en todo el territorio nacional. El derecho concedido está limitado a 20 años a partir de su fecha de presentación. Patentando su invención en España se obtiene la protección más efectiva contra infracciones y competencia desleal, al considerar que una patente de invención con éxito comercial, atraerá inevitablemente a otros competidores.

España

¿Por qué España? Teniendo en cuenta que nuestro país se encuentra entre las primeras economías europeas y mundiales, su ubicación geoestratégica, población e incentivos fiscales, será importante valorar la protección de sus productos novedosos o procedimientos de obtención que comercialice en el mercado español para un retorno de la inversión, sin importar cuál sea el tamaño de su empresa o sector industrial en el que usted esté operando. Ver más

Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM)

Oficina Nacional. Las patentes nacionales y modelos de utilidad en España son regulados por la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) con sede en Madrid, España.

Ley. La Ley de Patentes Nº 24/2015 que entró en vigor el 1 de abril de 2017, adaptó la normativa española a las de los principales sistemas de patentes internacionales de países vecinos, a fin de fortalecer el procedimiento de concesión de patentes en España y por tanto dará lugar a concesiones de patentes nacionales de mayor calidad. Ésta sustituyo a la antigua Ley de Patentes Nº 11/1986.

Sistema de primero en solicitar. La protección de patente en España se rige por el sistema de riguroso orden de solicitud a favor del primero en solicitar. Los derechos sobre una patente o de un modelo de utilidad nacionales parten desde la fecha de presentación y no cuando se concede, pero el derecho a recibir una indemnización podrá ser exigible tras la publicación de su concesión y con efectos retroactivos desde la publicación de la solicitud de patente.

¿Quién puede solicitar? Todas las personas físicas y jurídicas, independientemente de su nacionalidad o residencia.

Tipo de invenciones patentables. Las invenciones en España pueden ser protegidas por medio de una patente o de un modelo de utilidad, según el campo, la naturaleza y complejidad de la invención.

Patentes de Invención. Una patente en España puede consistir en procesos y métodos, máquinas y aparatos, artículos manufacturados, composiciones y nuevos  materiales, o cualquier mejora de éstos, los cuales deberán ser nuevos (novedad absoluta), tener actividad inventiva (no ser evidente para un experto en la materia) y tener aplicación industrial (ser útil). Además, la técnica redactada en la memoria debe tener suficiencia descriptiva de modo que un experto en la materia pueda ser capaz de reproducir la invención. Las patentes se otorgan por un período máximo de 20 años. Las solicitudes de patentes deben someterse a una búsqueda oficial obligatoria; el Informe sobre el Estado de la Técnica (IET), así como a un examen preliminar de fondo donde los dos principales requisitos de patentabilidad (novedad absoluta y actividad inventiva) serán evaluados por la Oficina Española, los cuales son muy similares a las realizadas en otras oficinas nacionales de patentes del mundo. La duración del procedimiento oscila entre uno y hasta tres años en completarse, dependiendo del tipo de procedimiento de concesión elegido por el solicitante; Programa de Concesión Acelerada (CAP) o el Procedimiento Ordinario.

Modelos de Utilidad. Aquellas invenciones simples y aparatos que no tienen cabida como patente pueden protegerse en España como modelos de utilidad. Este tipo de protección es especialmente adecuada para herramientas, objetos y dispositivos simples que tienen una configuración práctica o compuestos, incluyendo compuestos químicos pero excluyendo material biológico y sustancias o composiciones farmacéuticas. Los productos que no tienen características estructurales, por ejemplo normas, métodos y composiciones de materiales no pueden presentarse como modelo de utilidad en España. Las principales diferencias entre un modelo de utilidad frente a una patente, se resumen en:

  1. La duración máxima de un MU es de 10 años (sus anualidades deberán pagarse por años adelantados a partir de la 3ª hasta la 10ª tras ser concedida) frente a la duración de la patente (20 años).
  2. El requisito de novedad absoluta para el MU es el mismo que el exigible a una patente.
  3. El requisito de actividad inventiva para un MU es algo menor que el grado mayor de no obviedad que se le exige a una patente.
  4. El procedimiento del MU es más corto; puede oscilar entre 8 meses desde su fecha de solicitud para los casos directos y entre 14 meses hasta resolución en caso de ser impugnados por oposición. Para las patentes éste puede durar entre 12 y hasta 36 meses, dependiendo del procedimiento de concesión elegido.
  5. A diferencia de las patentes, los MU no deben someterse a un examen de fondo ni a una búsqueda de la técnica (IET) para evaluar su novedad mundial, tan sólo se publicará en el Boletín Oficial de la Propiedad Industrial a efectos de oposiciones de terceros a presentarse en los 2 meses siguientes a su publicación.

Reivindicación de prioridad. España es miembro de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y del Convenio de París para la Protección de la Propiedad Industrial, lo que permite a los solicitantes de una primera solicitud de Patente Española o de modelo de utilidad, a reivindicar un derecho de prioridad en el plazo improrrogable de 12 meses (un año) a partir de la fecha de solicitud para la presentación de una patente internacional PCT y/o para una solicitud de patente en otras Oficinas regionales o nacionales del mundo miembros del Convenio de París. De igual modo, los nacionales de cualquier estado contratante o domiciliado en un estado miembro de la OMC pueden reivindicar su derecho de prioridad dentro de los 12 meses desde la solicitud de patente más antigua cuando sea extendida a nivel nacional en España ante la OEPM como patente o modelo de utilidad.

Validez y mantenimiento. Las patentes se otorgan por períodos de 20 años desde la fecha de la solicitud, siempre que se mantengan mediante el pago de anualidades desde la 3ª hasta la 20ª (3ª a 10ª para modelos de utilidad). Se hace una excepción para los certificados complementarios de protección (CCP) de medicamentos y productos fitosanitarios, para los que podrá solicitarse un plazo adicional de 5 años, tras haber expirado su vigencia de 20 años.

Derechos otorgados. Mientras se está examinando su solicitud de patente puede aplicar a su invención la definición de»pendiente de patente». Una vez su patente sea concedida, seguidamente puede utilizar la descripción de «patentado» en todo el material promocional de su negocio y de esa patente, lo que confirmará la protección de la invención y servirá como una advertencia a los infractores y competidores desleales que busquen copiar o imitar su tecnología

Juzgados competentes para infracciones de patentes. Las acciones legales contra infracciones de uso o competencia desleal de patentes o modelos en España deben de instarse ante el Juzgado de lo Mercantil competente, ubicado en la ciudad de la comunidad autónoma donde esté domiciliado el demandado o, alternativamente, donde se haya producido o tenido efecto la infracción.

Errores frecuentes y sugerencias. Como profesionales de patentes, observamos ciertos errores frecuentes cometidos por los inventores, que pueden amenazar al procedimiento de patente, afectar a su validez legal y protección o incluso impedir que la invención se comercialice adecuadamente o pueda ser extendida al extranjero. Nosotros deberíamos sugerirle:

  • Elegir a un agente de patentes. Puede actuar ante la OEPM por su cuenta, pero si no tiene los conocimientos prácticos necesarios ni experiencia en la interpretación de la Ley de Patentes, entonces debería de estar asesorado y representado por profesional cualificado en este campo (un agente oficial acreditado). Los agentes, están especializados y son expertos en la realización de cada tarea compleja ante la Oficina, ya sea para la búsqueda previa, la redacción de las reivindicaciones de la patente para su presentación, así como para atender debidamente las habituales acciones oficiales e incidencias que puedan surgir durante su procedimiento de examen. Un agente le podrá ayudar a obtener el éxito deseado durante el proceso y, por tanto influirá en el resultado, la solidez y validez del derecho obtenido.
  • Proteja antes de divulgar. La invención debe mantenerse secreta hasta sea presentada, ya que la divulgación previa podrá vulnerar el requisito de novedad de la futura patente. Sin embargo, algunos inventores no protegen su invención mientras es explotada, manteniendo la solo en secreto, pero es importante saber que si otro fuese capaz de conseguir el mismo resultado que su invención, utilizando un método diferente, es decir,sin apropiarse indebidamente de la información, el secreto comercial no le otorgará protección alguna en ese caso, como sí le daría una patente.
  • Buscar antes de presentar. Antes de solicitar una patente, es aconsejable efectuar una búsqueda de patentes y evaluar el estado de la técnica cercano de la patente a fin de asegurarse de que su invención es nueva. La realización de una búsqueda de patentes es un primer paso inteligente a seguir antes de invertir tiempo y dinero en el procedimiento de patente (una simple búsqueda en Google sería insuficiente para verificar si existe o no el producto). No solamente conocer los antecedentes de patentes similares en la técnica, sino que seremos capaces de utilizar los resultados para describir mejor su invención e incluir solo lo que es patentable.
  • Viabilidad comercial de su invención. Deberá averiguar y asegurarse si los consumidores potenciales tendrán interés o no en su invención. A veces, las invenciones pueden no ser comercialmente atractivas; no son viables o los consumidores o fabricantes no muestran interés deseado en la patente o en su explotación. Otras veces, la solución técnica a un problema concreto no está completamente resuelto, es demasiado complejo o la idea sobre el valor y utilidad de la invención no es práctica.
  • Promoción de patentes. No espere a que alguien le compre su patente. Si no pretende fabricar ni explotar directamente su invención, entonces deberá promocionarla de forma activa contactando con fabricantes, distribuidores, minoristas o con cualquier potencial interesado dentro del sector industrial determinado de la invención para negociar su compra-venta o licenciar su uso. Esta tarea debe realizarse de forma continua, desde el momento en que haya obtenido el resguardo oficial de la presentación de la solicitud de patente, de modo que pueda buscar la financiación o cofinanciación necesaria con inversores potencialmente interesados en la participación de los gastos dela futura extensión del derecho de patente al extranjero, o en la comercialización local de la invención a cambio de un acuerdo de licencia de uso.
  • Viabilidad comercial de su invención. Deberá averiguar y asegurarse si los consumidores potenciales tendrán interés o no en su invención. A veces, las invenciones pueden no ser comercialmente atractivas; no son viables o los consumidores o fabricantes no muestran interés deseado en la patente o en su explotación. Otras veces, la solución técnica a un problema concreto no está completamente resuelto, es demasiado complejo o la idea sobre el valor y utilidad de la invención no es práctica.

Cómo podemos ayudarle.

Leer más [+]