Diseños en España

Registro de diseños industriales en España

Registro de diseños industriales en España

Registro de diseños en EspañaLos registros de diseños en España son regulados por la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) ubicada en Madrid, España. Todo el proceso de examen podrá durar apenas un mes hasta su registro y publicación. Los diseños españoles son registrados habitualmente por riguroso orden de solicitud en favor del primero en presentarlo. Las tasas de solicitud deberán ser sufragadas en el momento de ser presentado. El registro se concede por un período inicial de cinco años desde la fecha de presentación, renovable por períodos sucesivos de cinco años hasta un máximo de veinticinco años. Una vez que el diseño ha sido concedido, el titular tiene derecho a usarlo y a ejercer medidas frente a terceros que lo utilicen sin su consentimiento, tras la publicación de su concesión.

¿Por qué España? Teniendo en cuenta que es una de las primeras economías europeas y mundiales, por su ubicación geo estratégica, su población y sus incentivos fiscales, podrá ser de relevancia registrar el diseño de aquellos productos que comercialice en el mercado español para el retorno de su inversión, sin importar el tamaño de su empresa o el sector industrial al que pertenezca. Ver más

Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM)

Los registros de diseños industriales en España son regulados por la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) con sede en Madrid, España.

 

 

Principales aspectos de los diseños españoles.

¿Qué puede registrarse? Puede protegerse la apariencia visual externa, ornamental o aspecto estético de cualquier producto o artículo industrial o artesanal incluyendo embalajes, símbolos gráficos y los caracteres. Éstos podrán consistir en formas tridimensionales o bidimensionales, líneas o combinación de colores, siempre y cuando sean nuevos y posean carácter singular. Los productos complejos o partes de productos que puedan desmontarse y volverse a ensamblar también pueden ser protegidos como diseño nacional.

Solicitudes de diseño múltiples. Un diseño español permite la presentación de múltiples diseños o variantes en una única solicitud (hasta 50) aprovechando un descuento por volumen, siempre que todos pertenezcan a la misma clase de Locarno aunque no tienen por qué pertenecer a la misma subclase, salvo las ornamentaciones que disponen de una clase precisa, y su indicación esté claramente especificada. La manera en la que se especifica un producto o su clase Locarno no afectará ni determinará el alcance de la protección del diseño español registrado.

Período de gracia. El período de gracia permitirá solicitar el registro de un diseño industrial después de que hubiera sido divulgado o comercializado, sin destruir la novedad del diseño industrial, siempre que sea solicitado en España dentro de un año desde esa fecha de dicha primera divulgación o uso ante la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM).

Diseños registrados y no-registrados. Ambos diseños registrados y no registrados podrían conferir protección a su propietario contra cualquier acto ilícito, como comercializar el producto, ofrecerlo, fabricarlo, importarlo o exportar el producto, sin autorización de su titular. Sin embargo, hay algunos detalles importantes y diferencias a valorar antes de tomar una decisión:

1. Diseños registrados. La validez de un diseño registrado en España o en la Unión Europea es de cinco años desde la fecha de presentación y puede ser renovado en bloques de cinco años y hasta un máximo de 25 años, otorgando una protección a muy largo plazo. Una vez que su diseño se ha registrado podrá seguidamente usar el símbolo ® aplicado al producto o en su embalaje, confirmando que está registrado y sirviendo de advertencia a los competidores desleales que pretendan comercializar su diseño. Las medidas de protección que pueden ejercerse no solamente consisten en el derecho a impedir que terceros comercialicen copias idénticas de un producto, sino también contra las imitaciones confusas del producto u objeto cubierto por el diseño.

2. Diseños no registrados. Un diseño no registrado tendría protección por un período máximo de tres años en España y en la UE a partir de la fecha en la que el diseño fuese divulgado al público por primera vez en cualquier país de la Unión Europea. Para los casos en los que no esté seguro de si va a ser rentable, podrá comercializarlo directamente y si después resultase ser comercialmente viable, entonces podrá solicitar el registro antes de un año desde la primera divulgación, llamado «período de gracia». Sin embargo, si no fuese registrado durante dicho período de gracia de 12 meses, la protección del diseño no registrado caducará después de haber  transcurrido tres años sin que sea ya posible extender este derecho. Por tanto, es preferible registrar su diseño, porque sin un registro puede ser muy difícil de probar sus derechos derivados de esa primera divulgación en el mercado así como para impedir que otros utilicen el mismo diseño o uno similar a su producto. Además, será mucho más fácil de emprender acciones legales contra infracciones de terceros o actos de competencia desleal en base a su diseño registrado. La protección de un diseño no registrado sólo conferirá el derecho a prohibir a terceros que comercialicen copias idénticas de ese producto. De todos modos, el período de protección conferido de tres años a los diseños no registrados es muy útil para los sectores industriales y comerciales que producen un gran número de diseños de productos efímeros en el mercado, en particular para la industria de la moda, siendo éste un plazo de protección práctico, suficiente y razonable.

¿Quién puede solicitar? Todas las personas físicas y jurídicas, independientemente de su nacionalidad o residencia.

Diseñador. Podrá indicarse el nombre del diseñador(es) o creador(es) en la solicitud de diseño nacional, sin embargo no es obligatorio y puede renunciar al derecho a ser mencionado.

Clasificación de Diseños. Un diseño o varios diseños en una misma solicitud deben clasificarse correctamente indicando la naturaleza y el propósito del producto de acuerdo con la Clasificación de Locarno.

Validez. El diseño español se concede por un período inicial de cinco años, pudiendo ser renovado por períodos adicionales de cinco años con el pago de la tasa correspondiente y hasta un máximo de veinticinco años. Todos los derechos del diseño español se retrotraen a la fecha de presentación o a cuando fue divulgado por primera vez y no a cuando el diseño es concedido.

Reivindicación de prioridad. España es miembro de la Organización Mundial del Comercio y del Convenio de París lo que garantiza a los españoles cierta protección de sus derechos en todos los demás países miembros; El solicitante de un diseño español puede reivindicar la prioridad dentro de un plazo improrrogable de seis meses desde su presentación nacional cuando solicite el registro internacional del diseño en el extranjero. Además, cualquier persona o empresa que hubiera solicitado un diseño en algún país miembro del Convenio de París podrá reivindicar su fecha de presentación prioritaria dentro del plazo improrrogable de seis meses para el registro del diseño en España.

Aplazamiento de la publicación.Es posible retrasar la publicación de un diseño por un período máximo de 30 meses, a petición del solicitante.

Juzgados para infracciones de diseños.Las acciones legales por infracción de uso o competencia desleal de diseños en España deben ser llevadas ante el Juzgado de lo Mercantil competente ubicada en la ciudad del Tribunal Superior de Justicia de la comunidad autónoma donde esté domiciliado el demandado o, alternativamente, donde la infracción hubiera tenido lugar o efecto. Cuando el demandante invoca un diseño comunitario registrado, este se llevará a cabo ante el Juzgado de lo Mercantil de Alicante, España. Los recursos contra las sentencias del Juzgado de lo Mercantil de Alicante serán revisados ​​por la Audiencia Provincial de Alicante.

Cómo podemos ayudarle.

Leer más [+]